El buen diseño es buen negocio

Hoy en día, quien no está en internet es como si no existiera. Y no nos referimos solo a personas, sino más en concreto, a aquellas empresas que tratan de ser competitivas en el mercado actual, tan extenso y globalizado.

Hay algunas empresas que han logrado expandirse de forma asombrosa a través de la red, utilizando las ventajas que nos otorga Internet. Y aunque no queramos extendernos a otros mercados, sino simplemente aparecer como una alternativa para los clientes, debemos tener presencia en la red.

La forma más usual es conseguir una página web en la que podamos vender nuestra imagen y si es posible, también nuestros propios productos.

Actualmente existen muchísimas opciones para crear una tienda online en nuestro dominio web, de forma que cualquier usuario, en cualquier parte del mundo, acceda a nuestros productos, sin necesidad de intermediarios ni nada parecido. Una revolución que nos puede llevar muy lejos… siempre que sepamos vendernos.

Y para venderse, como ya sabrán a estas alturas, una de las cosas más importantes es la imagen. Una buena imagen siempre aporta seriedad, profesionalidad, deja enganchado al posible cliente y hace crecer nuestras opciones de interesarle. ¿Cómo conseguirlo? A través del diseño de nuestro portal web o tienda virtual.

Con un diseño atractivo, atrayente, sencillo de utilizar pero que impacte, podemos obtener una mayor afluencia a nuestra web, o también un mayor número de ventas en aquellos clientes que llegaron a ella “por casualidad”.

Al entrar en una página web, lo primero que vemos es su diseño. Si nos gusta, nos quedaremos navegando en ella y estaremos más atraídos por la idea de comprar algo allí, o interesarnos por ese producto que se vende. De ahí que la importancia de un diseño atractivo e impactante sea vital, porque la primera impresión es esencial para nuestro negocio.

De esa misma manera, hemos de tener en cuenta que no solo debemos contar con los visitantes que llegan desde un ordenador, sino que nuestro diseño debe estar adaptado para cualquier tipo de dispositivo que pueda conectarse a Internet, incluyendo teléfonos móviles y tabletas.

Muchas empresas cuentan con distintas versiones de sus sitios web, adaptadas a los distintos dispositivos, para mantener ese impacto del diseño y conseguir que, entre quien entre en la página, sea desde el PC o desde un teléfono, se lleve una buen impresión. Y es que es parte esencial para nuestro negocio.

Por último, no se trata de que debamos invertir desmesuradamente para adquirir diseños de calidad, hay ofertas de diseño web que se adaptan a la medida de lo que necesitemos, es cuestión de buscar.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar