Tablet Acer Iconia Tab W500: análisis a fondo

Tablet Acer Iconia Tab W500: análisis a fondo

Siguiendo con el análisis de las tablets más vendidas y populares nos topamos con Acer, una marca asiática especializada en dispositivos electrónicos, sobre todo ordenadores portátiles, que es por lo que más se la conoce hasta ahora en nuestro país. Viendo que el mercado de los portátiles era rápidamente superado por el de las tablets, a la gente de Hacer se le ocurrió tomar parte también de ese mercado, pero no de cualquier manera, sino con un dispositivo que fuese único y especial, que llamase la atención entre la competencia.

Así surgió la tablet Acer Iconia Tab W500, en apariencia una tablet más de 10 pulgadas, si no fuese por la posibilidad de acoplarle un teclado y convertirla en todo un netbook. La inclusión del sistema operativo Windows no ha hecho más que afianzar esa sensación de estar comprando dos dispositivos en uno, tablet y portátil, cuando adquirimos una Acer Iconia Tab W500.

Acer ha sabido aprovechar toda su experiencia en el campo de los portátiles para crear un dispositivo que en su momento fue único, y que ha tenido después varios imitadores, sobre todo el Asus Transformer Pad. En el sentido del diseño y de las posibilidades que ofrece, la Iconia Tab W500 se coloca como una de las mejores tablets del mercado. El hecho de que traiga Windows 7 como sistema de fábrica puede ser una ventaja para muchos y una desventaja para otros, amantes de iOS o Android.

Analicemos a fondo sus características y su rendimiento para descubrir hasta donde puede llegar la Hacer Iconia Tab W500.

–        Aspecto exterior (8/10)

Como ya hemos dicho anteriormente, el diseño de la tablet y la idea de convertirla en un netbook con solo colocarle el teclado en la parte inferior delantera es todo un descubrimiento, por lo que su diseño se merece la máxima nota.

Su pantalla también es extraordinaria, aunque no de las mejores del mercado. Con 10,1 pulgadas y una resolución de 1280 x 800 píxeles, su calidad LCD le resta brillo y sensibilidad con respecto a otras más potentes con otras tecnologías. Aun así, la resolución de la pantalla consigue que todo se vea claro y nítido.

Evidentemente, al ser la tablet de 10 pulgadas, sus dimensiones aumentarán, y se vuelve un poco menos “manejable” que sus hermanas pequeñas. En este sentido, las medidas de la Iconia Tab W500 de Hacer son 27,5 centímetros de alto, 19 de ancho y 1,6 de grosor, algo que tampoco se sale mucho de lo previsto. El “problema” llega cuando debemos llevar encima el teclado para convertirla en portátil, que también tiene unas dimensiones muy parecidas, por no decir las mismas, salvo que es algo menos grueso (1,12 cm) que la propia tablet.

Esto la hace ser algo más incómoda de transportar, ya no solo por ser más grande, sino porque entre la tablet y el teclado, el combo casi llega al kilo de peso, cuando lo normal es que las tablets no pasen de los 500-600 gramos, aunque sean grandes como ésta. En el sentido de transporte y comodidad, el teclado le resta ciertos puntos a la tablet, aunque evidentemente, puede ser un “mal menor” si tenemos en cuenta todo lo que nos va a ofrecer la tablet junto a ese teclado.

En sus bordes, además, encontraremos el conector para el teclado, en la parte inferior de la tablet, así como un conector para USB y otro para HDMI. También cuenta con dos cámaras, una trasera y otra delantera, ambas con 1,3 megapíxeles de calidad, que se quedan algo cortas teniendo en cuenta lo que ofrece el resto del mercado.

–        Hardware (10/10):

La Acer Iconia Tab W500 cuenta con un procesador de un núcleo AMD C-50 a 1 Ghz de potencia, además de venir con un chip gráfico AMD Radeon HD6250, una combinación más que interesante que aumenta más si cabe el parecido de la tablet con los ordenadores portátiles, ya que esta misma configuración puede ser la de un portátil cualquiera de hace pocos meses.

Aparte de este hardware, la tablet Acer viene con 2 Gb de RAM, algo difícil de ver aun a día de hoy en el mercado, lo que le asegura una buena potencia a su procesador, así como una memoria interna SSD de nada menos que 32 Gb, eso sí, no ampliable mediante tarjetas de memoria. Esta es la única pequeña pega que podemos ponerle a la tablet en este aspecto, aunque, pensándolo bien ¿quién necesita más de 32 Gb de almacenamiento?

Evidentemente, la combinación del procesador y la tarjeta gráfica AMD con la memoria RAM nos van a dar un rendimiento impresionante en esta tablet, aunque muchos seguirán prefiriendo otro tipo de chips especialmente dedicados a estos dispositivos antes de tratar de convertirlos en netbooks “manejables”. Para nosotros, en este apartado al menos, la Acer Iconia Tab W500 se lleva la máxima puntuación.

–        Sistema operativo y aplicaciones (7/10):

El sistema operativo que trae esta tablet es Windows 7, tal y como estaría instalado en cualquier netbook. Esto tiene sus cosas buenas y malas. Evidentemente, al utilizarla con el teclado, la tablet va a ser un portátil pequeño más, y no tendremos problema para andar con ella, gracias también al trackpad que incluye el teclado con el que viene. Sin embargo, cuando utilizamos la tablet solo es otro cantar.

Al no ser Windows 7 un sistema operativo específico para pantallas táctiles, cada marca debe tener su propia interfaz para ayudarnos a tener una total experiencia táctil con nuestra tablet Acer Iconia. En este caso, la interfaz de Acer se llama Ring, y podemos configurarla para que se adapte mejor a nuestra forma de interactuar con la pantalla táctil. Aun así, los que ya han probado otras tablets tal vez encuentren engorroso este sistema.

Y las aplicaciones… Teniendo en cuenta que trae Windows 7 cabría pensar que podemos instalar casi cualquier cosa en nuestra tablet Iconia Tab W500, y así es… Otro cantar es que esos programas y aplicaciones funcionen correctamente, ya que muchos no son compatibles con la tablet, o con el simple hecho de que la pantalla sea táctil. Acer dispone de una tienda virtual llamada AppCards, en la que podremos descargarnos algunas aplicaciones interesantes creadas específicamente para estas tablets, y que si nos van a dar un mejor resultado. Claro que ya no son las misms que Windows…

–        Conectividad (9/10):

La tablet Acer Iconia Tab W500 está preparada para casi cualquier tipo de conexión, desde las más comunes como Bluetooth o Wifi hasta 3G y Ethernet. Como ya vimos, posee también conexiones USB y HDMI, que completan sus funciones hasta poder conectarle casi cualquier otro dispositivo electrónico que tengamos.

Lo único que podemos echar de menos en este aspecto es el GPS, ya que no trae este tipo de servicio. Sin embargo, ya hemos dejado bastante claro que la tablet no va a ser fácil de transportar, y parece más bien hecha para tenerla en casa que para llevarla como asistente de conducción en el coche.

–        Batería y autonomía (5/10):

Otro de los puntos clave de toda tablet o dispositivo electrónico es su batería y la autonomía que ésta nos de para poder utilizarla sin tener que cargarla de nuevo. La batería de esta Acer Iconia, para variar, se parece más a la de un portátil, aunque no tiene tanta autonomía. Hablamos de una batería de iones de litio de tres celdas y 3260 mAh, lo que nos permitirá trabajar hasta 5 horas con Wifi y 4 horas con reproducción de vídeo.

Viendo como está el mercado de las tablets hoy en día, y como muchas aprovechan mejor la batería que tienen, parece que este aspecto va a ser uno de los menos positivos de la Iconia Tab, puesto que a pesar de que la batería es grande y pesada, no consigue sobresalir por encima de las otras, más bien al contrario, se queda un poco corta. Esto incide aun más en el tema de ser poco portable si nos vamos con ella de viaje o para utilizarla fuera de casa.

–        Conclusiones personales:

La Acer Iconia Tab W500 es una tablet extremadamente recomendable para aquellos que busquen un notebook manejable, y prácticamente no sacarlo de casa. Si la vamos a tener conectada siempre al teclado, va a ser un maravilloso portátil. Si queremos utilizarla aparte, nos vamos a volver un poco locos para lograr una buena experiencia táctil. Por eso, como siempre decimos, va a depender de las necesidades del comprador.

El punto a favor de la tablet es su diseño elegante, su teclado y la diferencia de venir con Windows 7. Sin embargo, esto se puede convertir también en un problema, si queremos darle a la Iconia Tab una verdadera vida de tablet, y hacerla funcionar como tal. A hemos aclarado que está mas cerca de ser un portátil que una tablet, y eso hay que tenerlo muy claro antes de comprarla.

El aspecto más negativo a tener en cuenta es su poca autonomía, y sobre todo, la escasa manejabilidad de la tablet si la transportamos fuera de casa, dadas sus dimensiones y su peso. En definitiva, un portátil con forma de tablet que gustará a los fans de Windows que solo quieran usarla en casa. Para todos los demás, hay opciones mejores.

El precio de la Acer Iconia Tab W500 en nuestro país ronda los 430-450 euros, dependiendo también si el modelo que escogemos trae Wifi y 3G o solo Wifi. Es un precio alto teniendo en cuenta que la tabet lleva ya más de un año en el mercado.

NOTA FINAL: 7,8

 

Página oficial del producto

Foro sobre la Acer Iconia Tab W500

 

 

One thought on “Tablet Acer Iconia Tab W500: análisis a fondo

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar