MEGA, el sucesor de Megaupload ya está aquí

El 21 de enero de 2012 es una fecha marcada en la historia de Internet, por el día en el que cayó Megaupload, el servicio de descargas y almacenamiento de ficheros más popular y utilizado por los usuarios, que llegaron a los 150 millones en todo el mundo. El FBI se encargó de tumbar los servidores de Megaupload, haciendo que se perdieran muchos archivos de todo tipo, dejando a muchos usuarios con cuentas recién estrenadas y pagadas, que nunca recuperarían. La razón, según la seguridad americana, el alojamiento de ficheros y archivos con derechos de autor. El lobby cultural de Hollywood y las grandes multinacionales y discográficas había hecho presión para que Megaupload cayese.

Su creador, un alemán de dos metros y aspecto mastodóntico apodado Kit Dotcom, fue detenido en Nueva Zelanda, pero finalmente no ha sido puesto ante la justicia norteamericana. Durante todo 2012, Dotcom se ha esforzado en eludir a aquellos que le piden explicaciones por el supuesto daño que ha hecho a la industria cultural a costa de enriquecerse con las copias piratas de libros, canciones y películas. Mientras, el informático también ha estado trabajando en otro proyecto, continuación de Megaupload, del que ya tuvimos noticias a finales de verano. El servicio iba a cambiar, según Dotcom, la manera en que los usuarios utilizaban Internet.

Parecía que no iba a llegar nunca, pero por fin el pasado 21 de Enero se estreno MEGA, este servicio de almacenamiento masivo en la nube que viene a suceder a Megaupload, con muchas más opciones que el anterior. La fecha, como pueden comprobar, tiene su significado, y es que el servicio se estrena justo un año después del cierro de Megaupload. Con este pequeño guiño, Dotcom desafía a las autoridades, lobbys y multinacionales, como haciéndoles ver que Internet no es tan controlable como ellos querrían, y que tal vez puedan vencer una batalla, pero parece que la guerra contra la piratería la tienen perdida.

Dotcon ha vuelto con MEGA, un servicio más rápido, más seguro y con mejores posibilidades de lo que era Megaupload. De hecho, actualmente MEGA se ha colocado como el servicio más potente del mercado, por encima de SkyDrive, Google Drive, Dropbox o MediaFire, ya que ofrece más que las anteriores por menos. De momento, cualquier a puede tener su cuenta gratuita en MEGA con 50 Gb de almacenamiento, mucho más de lo que ofrecen la mayoría, y totalmente gratis. Y luego, si necesitamos más almacenamiento y más ancho de banda para descarga, siempre podemos comprar una cuenta premium, de 500 Gb (9,99 euros), 2 Tb (19,99 euros) o 4 Tb (29,99 euros al mes). Espacio de sobra para todo lo que queramos guardar.

Además de esto, y salvando los problemas de las primeras horas de servicio, en la que los servidores se vieron colpasados por la gran cantidad de usuarios que entraron a la página (más de un millón actualmente, en menos de tres días), MEGA ha demostrado ser un servicio rápido y seguro, con unas velocidades de subida y descarga por encima de cualquier cuenta gratuita en otro de estos servicios. La interfaz, muy intuitiva y sencilla, nos permite organizar nuestros archivos como nos apetezca, sin limitaciones, creando carpetas, agrupándolos, ordenándolos por fecha, por nombre, por tamaño…

Pero si por algo destaca MEGA es por su sistema de seguridad. Después de lo de Megaupload, mucho se ha hablado sobre el sistema que utilizaría Dotcom después de que su anterior gran proyecto fuera tumbado. Cierto es que en Megaupload se infringían derechos de autor, al estar expuestos archivos de vídeo, películas, discos o canciones que tenían derechos, de forma ilegal. Por eso Dotcom ha pensado que no vendría mal un poco de privacidad. Y ha dotado precisamente de eso a MEGA, la seguridad mediante la privacidad. Cada cual podrá subir los archivos que desee, pero tendrá un cable o contraseña para poder desencriptarlos, ya que los archivos se encriptarán al subirlos al servidor. De esta forma, solo el uploader sabrá que es lo que ha subido. Ni siquiera MEGA podrá saberlo, en principio, ya que la clave solo la tendría el usuario.

Es por eso que en MEGA siempre advierten de que su servicio lucha contra el incumplimiento de los derechos de autor, y que si algún usuario sube algún archivo que esté bajo este tipo de derechos, la responsabilidad total recaerá sobre el usuario, y no sobre MEGA. Una forma de lavarse las manos que deja precisamente en las nuestras el uso que queramos darle al servicio. Con esta estratagema, MEGA se quiere mantener al margen para no ser culpada en el futuro de lo mismo que su antecesora. Una buena forma de guardarse las espaldas.

MEGA ya está en la calle, para que todos podamos disfrutar de este servicio de almacenamiento, pero es solo la primera parte de una serie de lanzamientos alrededor de Kit Dotcom. Pronto llegarán Megabox (red social musical que promete cambiar la industria para siempre), Megamovie (muy parecido a Megavideo) y Megakey (sistema de publicidad propio de MEGA). Este 2013 va a ser un año bastante entretenido, y las cosas van a ponerse muy interesantes. Kit Dotcom ya ha empezado a revolucionar el gallinero, y habrá que ver en que acaba todo esto…

No Responses

  1. Pingback: Bitacoras.com 23/01/2013

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar