nVidia Shield Project, la consola portátil de Android

nVidia Shield Project, la consola portátil de Android

En estos días se está celebrando en la ciudad de Las Vegas (Nevada) uno de los eventos tecnológicos más importantes del año, el CES 2013, que como siempre da el pistoletazo de salida al año tecnológico, acogiendo a las principales marcas para que muestren al mundo entero los nuevos dispositivos en lo que están trabajando, y que veremos en el mercado a lo largo de este 2013. Todos los focos de información están colocados sobre Las Vegas, y las compañías se esfuerzan en llamar la atención ante la feroz competencia. En estos primeros días hemos podido ver televisiones inteligentes con pantallas curvadas, smartphones gigantes de 6,1 pulgadas y tablets de 20 pulgadas ideadas para profesionales del diseño.

Pero una de las cosas que más nos ha llamado la atención ha sido la presentación por parte de nVidia de su primera consola portátil, que tuvo lugar el pasado lunes, en las primeras horas del evento. Se trata de una novedosa consola portátil llamada nVidia Project Shield, con un innovador diseño a medio camino entre el gamepad de una Xbox y la pantalla de una Nintendo 3DS, aunque eso sí, con las líneas más curvadas. Un curioso dispositivo que ha levantado una gran expectación en el sector de los videojuegos, porque además de su sorprendente diseño, la consola portátil destaca por funcionar con la plataforma móvil Android.

Y no es la primera vez que hablamos de consolas Android, ¿verdad? Desde hace meses, el proyecto OUYA trata de realizar en masa una consola de sobremesa Android por menos de 100 dólares, y se está pudiendo llevar a cabo gracias a las donaciones de miles de usuarios a través de Kickstarter, un famoso portal especializado en crowfunding. Precisamente en Kickstarter hemos visto también el último proyecto relacionado con consolas Android. Se llama Gamestick, y era mucho más portable que OUYA, ya que consistía tan solo en un pendrive que se conectaba a la televisión a través del HDMI, y que nos ofrecía acceso a Android y a todos sus juegos, acompañado de un gamepad algo retro pero con buena pinta.

Sin embargo, lo que nVidia pretente con su Project Shield es algo totalmente distinto. Es ir un paso más allá de lo que hemos visto hasta ahora, y demostrar el verdadero potencial que tiene Android como plataforma para videojuegos, siempre y cuando el hardware del dispositivo sea Tegra, la firma de nVidia, que se dedica especialmente a fabricar procesadores y GPUs potentes, buscando avanzar en el mundo de los videojuegos para Android mejorando la fluidez, gráficos etc… De hecho, nVidia ha presentado su consola Shield junto al nuevo procesador Tegra 4, mucho más potente y veloz que el antiguo Tegra 3 que portaban teléfonos de alta gama como el Samsung Galaxy S III, y que supuso en su momento el ejemplo a seguir para todos los diseñadores y desarrolladores de videojuegos, por el nivel tan alto alcanzado por nVidia.

Con el Tegra 4 a bordo, la nVidia Project Shield se presenta como el dispositivo Android más potente del mundo en cuanto a gráficos, especialmente pensada para los juegos, por supuesto. No deja de ser un dispositivo para que la propia empresa se vanaglorie de lo que es capaz y pueda demostrar a todo el mercado lo buenos que son sus procesadores, pero es cierto que el paso dado por nVidia ha llamado la atención de mucha gente, y será un punto de inflexión en la corta pero intensa historia de los juegos para Android.

La nVidia Project Shield cuenta con un gamepad al estilo Xbox, mucho más grueso y amplio, algo lógico teniendo en cuenta que la gran mayoría del hardware de la consola está en el propio mando. Además, el gamepad lleva incorporada una pantalla de cinco pulgadas con resolución de 720p, y una nitidez especial para sacarle el máximo partido a los juegos y a los vídeos. El sistema que viene cargado en la consola es Android 4.1. Jelly Bean, y por supuesto, tendremos acceso a la Google Play Store para buscar cualquier juego o aplicación que queramos. Eso sí, la consola, como tal, está para jugar. Podremos navegar por Internet o utilizar cualquier aplicación Android, pero nos cansaremos de utilizar la pantalla táctil, porque el dispositivo no está hecho para eso.

La consola trae un procesador gráfico totalmente renovado, lo que quiere decir que también estará buscando juegos mucho más avanzados para sacarle el máximo provecho al hardware que monta. En eso nVidia lo tiene controlado, porque los desarrolladores saben que es la empresa más puntera en este sector, y también se prestan a investigar hasta donde puede llegar la potencia de los terminales con determinados juegos. Los gráficos conseguidos en algunos títulos recientes acercan ya a estos dispositivos Android a lo que podía dar de sí cualquier ordenador hace unos pocos años, en cuanto a potencia y fluidez de gráficos.

Es por eso que seguramente veremos en los próximos meses como aparecen nuevos títulos disponibles para esta nVidia Project Shield, juegos que en muchos casos serán exclusivos, y que no se podrán jugar en otros terminales con procesadores menos potentes. Sin duda, es una jugada maestra por parte de nVidia, demostrando que si queremos tener los mejores y más potentes juegos del mercado Android tenemos que acceder a la nVidia Project Shield y a su procesador Tegra 4 de última generación. Todavía no conocemos el precio de la consola, pero auguramos que muy barata no va a ser.

Y si todo esto te parece poco y sigues pensando que como los juegos de tu ordenador no hay nada, prepárate para oír la otra gran novedad que trae consigo esta nVidia Project Shield. Nada más y nada menos que streaming de juegos de PC a través de Steam. Se trata de un sistema que nos permite conectarnos mediante red WiFi a nuestro ordenador y, a través de la plataforma de Valve y su modo Big Picture, podremos disfrutar de los juegos que tenemos en nuestro ordenador desde cualquier lugar de la casa, jugándolos en la consola. En la presentación de nVidia se nos enseñó una prueba con Asasin´s Creed III y con Need For Speed, comprobando para nuestra sorpresa que el sistema iba tremendamente fluido y se podía jugar sin problema alguno.

Por supuesto, la nVidia Project Shield cuenta también con la posibilidad de conectarla a la televisión o a cualquier monitor que tenga entrada HDMI, para poder disfrutar de nuestros juegos a toda pantalla, mientras juegos con la propia consola como mando. Esto hace posible que, con las pertinentes conexiones, podamos jugar en nuestra televisión de 50 pulgadas a cualquier juego de nuestro ordenador compatible con Steam. Todo un logro que hará saltar de alegría a muchos jugones, que llevan tanto tiempo esperando algo así.

Por ahora, nVidia no ha desvelado la fecha de salida de esta consola portátil, ni tampoco el precio que tendrá. Esperamos, no obstante, que dentro de poco se aclare la situación, porque seguro que ya hay muchísimos usuarios interesados en adquirir un terminal de estas características, aunque claro está, todo dependerá del precio, del catálogo de juegos realmente adaptados a la consola y que estén disponibles en su lanzamiento, y demás temas importantes. Por ahora solo podemos decir que ya la hemos visto, ahora solo queda saber cuando podremos tenerla en nuestras manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar