Elegir el mejor hosting web

Elegir el mejor hosting web

Elegir el mejor hosting web

Uno de los factores importantes a la hora de crear una web o tienda online eficaz para ganar dinero en Internet es saber elegir el mejor hosting web.

Todo el funcionamiento de una web (archivos, diseño, imágenes, bases de datos, ficheros de configuración, servidor de datos, correo electrónico…) necesita estar soportado por una serie de elementos hardware y software que consigan que esté accesible, seguro y operativo los 365 días del año para cualquier visitante del mundo. A ese conjunto de elementos se le llama hosting web.

¿Qué es un hosting web?

Un hosting web es un espacio reservado para nosotros en un servidor cuyo funcionamiento alquilamos para nuestro proyecto. Un servidor web no es otra cosa que un ordenador de gran capacidad, potencia y accesibilidad donde vamos a situar los archivos que van a hacer funcionar el blog, la web o la tienda online de nuestro negocio o empresa. El alquiler de estos espacios y servidores se realiza por modido de empresas denominadas proveedor de servicios de Internet o proveedores de hosting.

Existen muchos tipos de hosting web ya que cada caracerísitica de hardware y software que tiene (memoria, tasa de transferencia, CPU dedicada o no, panel de control del servidor, espacio de disco duros, capacidad para albergar bases de datos y scripts…) los hace más o menos adecuados para un determinado tipo de web, blog o tienda online.

A su vez, la variación de estas características también influye en su precio, ya que no son las mismas necesidades las que requiere un simple blog construido en WordPress que una tienda online con más de 1.000 productos en su catálogo y varias formas de pago disponibles.

Tipos de hosting web

En líneas generales hay 2 tipos de hosting web que son los más habituales:

  • Hosting compartido: Se trata de un espacio reservado para nuestra web en una máquina física cuyas características son fijas y no podemos modificar. Este tipo de hosting está gestionado por los técnicos de la empresa proveedora y, salvo en algunas pocas características, está configurado para ofrecer unas soluciones muy específicas de alojamiento. Suelen venderse en forma de paquete y se pueden alquilar a precios muy económicos.

Elegir el mejor hosting web

  • VPS o servidor privado virtual: La compañía proveedora nos alquila un “trozo” de un servidor y sus características para que ubiquemos los archivos de nuestra web en él y pueda funcionar correctamente. Se le llama “virtual” por ese motivo, porque no es exactamente el uso completo de un servidor, una máquina física, sino una parte de ella. Y además porque para gestionarlo, tendremos un panel de control online propio con el que configurarlo a nuestro gusto. Este tipo de hosting web es habitual para webs de tamaño pequeño y medio y es más caro que el anterior dependiendo de su flexibilidad y potencia.
  • Servidor dedicado: En este caso, el proveedor de hosting nos reservará una máquina física, un ordenador con todas sus características, para el funcionamiento de nuestra web. También puede variar su precio dependiendo de lo amplias que sean esas características. Evidentemente, es una solución de hosting web más cara que las anteriores y se utiliza en webs que tienen mucho tráfico diario, cientos de miles de visitantes, y necesitan condiciones especiales de rendimiento y seguridad, como puede ser un diario digital o la web de una organización del gobierno o una gran empresa que da servicio a miles de clientes.

Precauciones al elegir hosting web

Es muy probable que hayas encargado el diseño de tu web a un profesional o empresa de desarrollo o vayas a hacerlo, por lo que es muy importante que aclares con ellos si su trabajo incluye el hosting web necesario para que la web funcione.

Lo habitual es que no sea así, pero tenerlo claro desde el principio te evitará posibles engaños si te lo cobran a un precio muy superior al que puedas conseguir por tu cuenta y para prevenir ese coste una vez la web se publique. No verificarlo adecuadamente puede suponer un sobrecoste a la hora de la entrega, ya que pagarás el valor de ese servicio sin saber qué tipo de hosting web se ha contratado, si se adecúa a tus necesidades, y si no te va a dar problemas en el futuro porque sea pequeñoo de una empresa de poca reputación o en un idioma que no conozcas y que te hará uy difícil su gestión.

Si el diseño de la web que has contratado incluye el hosting web, asegúrate de que la titularidad esté a tu nombre o al de tu empresa propietaria de la web. Una vez finalizada la web y que te sea entregado su control, debes recibir las claves de acceso para gestionar ese hosting, incluso si les delegas su mantenimiento.

¿Cómo elegir el mejor hosting web?

Para elegir el mejor hosting web que necesita tu negocio es necesario que evalues estas características:

  • Velocidad de transferencia, capacidad y sistema operativo: Las características de tu web tienen que marcar los requisitos principales del hosting que necesitas. Los proveedores de hosting web ofrecen paquetes que reúnen las características habituales de los tipos de web existentes, por lo que es suficiente con elegir el que más se juste a lo que necesitas, siempre con algo de previsión por si nuestro negocio crece y exige más trabajo de la web. Los sistemas operativos en el hosting web suelen ser Windows y Linux. Aunque hay una leve diferencia de precio entre ellos, es mejor elegir el que mejor sepamos manejar.
  • Fiabilidad: Infórmate sobre las diferentes paquetes y proveedores de hosting antes de tomar una decisión preguntando en foros sobre la calidad del producto y servicio que hayas seleccionado, ya que puede revelarte defectos o puntos débiles que cambie tu decisión.
  • Bases de datos, software y gestión de email: Casi todas las webs utilizan software y bases de datos muy estandarizados según su finalidad: creadores de contenido como WordPress, Joomla o Drupal para blogs y webs corporativas, Prestashop para soluciones de ecommerce y tiendas online de todo tipo, phpBB para foros… Casi siempre este tipo de software viene preinstalado en los paquetes de hosting web que se venden, por lo que si elegimos uno que ya tenga el que vamos a usar nos ahorrará tiempo y problemas en su instalación. También es importante comprobar que el servidor de correo electrónico que se nos proporciona admite la creación de múltiples cuentas y espacio para albergar todo el correo que se pueda generar en varios meses de trabajo.

Elegir el mejor hosting web

  • Panel de control y soporte técnico: Nuestra web o tienda online será el centro de nuestro negocio, por lo tanto es imprescindible que sepamos qué tipo de servicio técnico nos ofrece el servicio de hosting web que vamos a contratar, no sólo por su calidad, sino porque suele ser un factor que afecta al precio. Un hosting web muy barato, es muy probable que no ofrezca soporte técnico telefónico sino vía email con tickets que son respondidos en 24-48 horas. Ante un problema con nuestra web, puede ser arriesgado tener un hosting web sin un servicio rápido de soporte técnico, ya que puede dejar inoperativo nuestro negocio con el consiguiente perjuicio a nuestros ingresos y la caída de imagen ante nuestros clientes. Aunque parezca demasiada prudencia, no está de más comprobar que el panel de control está en un idioma que conozcamos. Las ofertas más baratas suelen recortar sus servicios de asistencia técnica y mandar por correo o teléfono una serie de instrucciones en un idioma poco conocido para ser nosotros mismos quienes lo resolvamos. Ahorrar en un hosting web que luego nos cause un problema de este tipo puede ser un auténtico quebradero de cabeza que perjudique nuestro negocio en Internet.
  • Precio: Como indica la sabiduría popular, el precio más barato no tiene porque ser el mejor. Viendo los puntos anteriores, el criterio adecuado es elegir convenientemente el hosting web acorde a nuestras necesidades y capacidades técnicas que nos ahorre tiempo al inicio y nos evite problemas durante la vida de nuestra web. Por ejemplo, si en tu equipo hay personas con buenos conocimientos informáticos, un hosting web menos atendido técnicamente puede ser viable. En caso contrario, procura contratar un hosting web muy bien asistido para evitar cualquier dificultad.
  • Estadísticas: En caso de no disponer de ese personal técnico en tu equipo puede ser de gran ayuda comprobar que el hosting web provea de gráficos y estadísticas de actividad en tu web. No sólo te ayudará a medir qué páginas de tu negocio tienen mayor o menor éxito o detectar si tienes algún “cuello de botella” que te impide vender más, sino que podrás activar alarmas para detectar si el uso de la web está superando las prestaciones de tu hosting y prevenir el cambio a una que se ajuste mejor a las nuevas necesidades.
  • Copias de seguridad: Son las grandes olvidadas al comprar un hosting web y suelen ser las que más lamentamos no haber puesto en marcha. Verifica que tu hosting web tiene algúna herramienta que te permita realizar automáticamente copias de seguridad de forma periódica, sobre todo, que las haga FUERA del propio hosting. Un buen plan de copias de seguridad puede ser salvador en casos de gran necesidad por problemas de causa mayor.

Cuéntanos tu experiencia, ¿incluirías algún dato más para elegir el mejor hosting web para tu proyecto?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar